15/6/15

Yo para Victoria soy.

Evidentemente estoy excusado por tener tanto tiempo sin escribir, todo el mundo me lo decía; “No tendrás tiempo de nada, al menos los primeros meses”, pues nada de llevar la contraria… ¡Lo confirmo!,  hacemos milagros con los tiempos y eso que contamos con la ayuda de mis suegros que nos acompañan y luego la de mis padres que también nos echaran una mano para felizmente poder organizarnos con nuestra maravillosa realidad al lado de Victoria.

Voy tarde con este post, pero seguro alguno por allí no lo sabe, yo tenía la firme convicción de que Victoria Gema nacería el día 13 día de la Virgen o el día 14 Mayo día de la propia fiesta litúrgica de Santa Gema  de Galgani, ya que Mayra salía de cuentas para el día 12, pero eso  fue un deseo romántico religioso que tenía , porque sólo El Señor sabía la hora y la fecha, nació el 8 de Mayo a la 1:10 horas; hora en que todo el mundo estaba dormido,  y al final tuvimos la experiencia de lo inesperado, la adrenalina de la espera de la llegada de una hija.  

Aunque suena a un cliché, debo decirlo. ¡Es impresionante!, ¡Te cambia la vida!, ¡Indescriptible!, lo que sientes es único, son tantas cosas que quieres decir y nunca tendrás palabras para expresarlo. Es tanto lo que El Señor me está diciendo con esta nueva experiencia que tendría para escribir cada día un artículo, me he dado cuenta  que hay textos bíblicos que predicaba y comentaba con un acercamiento muy limitado, porque al ver la relación de Jesús con su Padre sólo tenía referencia de mi relación desde el punto de vista de hijo, desde un solo ángulo la relación hijo – Padre, pero ahora puedo experimentar sentimientos similares a los de Dios como Papá. Estando en la clínica, Mayra descansando y Victoria en el nido, en silencio a mirarme en el espejo, me miré detenidamente y detalle mi rostro y me dije; ¡Eres Padre!, ¡Ya eres Padre!, ¡Hola Papá!

Yo para Victoria soy su proveedor, cuidador, pastor, creador, quien la engendró, quien la vigila de día de noche, velo por su respirar, me preocupo si se queda sin aire por las noches, le cambio los pañales, y no pongo cara de asco, la baño, la visto, la mimo, le saco los gases que le hacen llorar y no la dejan dormir, me trasnocho con los cólicos, mi 1,89 cm para sus 54cm hacen que sea enorme para ella, la protejo de posibles insectos que se hayan colado en casa, sufro al verla llorar, la sobo, le canto, le hablo, cambio mi voz y le bailo, la peino, le saco los mocos, la pienso, imagino su futuro, me organizo para su futuro y me configuro para dejar cosas seguras y darle su estabilidad, incluso un día con Mayra pensamos una día hasta… ¿Y si no estamos? en quién velaría por ella.  La amo, la amamos.

Dios para ti es tu Padre proveedor: Nunca te ha faltado nada, da gracias. 
Padre pastor: Ha cuidado y cuida de ti guiándote por caminos rectos.
Padre Creador: Es quién te pensó desde siempre en el amor. No eres casualidad.
Padre que engendró: El desde la eternidad te formó dentro del vientre materno. Eres hecho con amor.
Padre que vigila tu vida: Con ojos de amor permanece atento a todo lo que haces, te mira con ternura.
Padre que vela por tu respirar: Tu vida vale todo para Dios, no duerme cuidándote.
Padre que cambia tus pañales: No le importa cuán bajo hayas caído, no mira cuán sucio hayas estado. No siente asco de ti, te abraza con su abrazo.
Padre que te baña: Te limpia de tus impurezas, con su amor te hace agradable a su presencia. ¡Tú vales!
Padre que viste: Te da nuevas fuerzas, te cubre de nueva apariencia, te hace hermoso ante todos.
Padre que mima: No me digas que no lo sientes. Mira el sol de cada día, un paisaje distinto para ti. Días llenos de cosas nuevas, abre los ojos del alma y aprecia lo bendecido que eres.
Padre que te saca los gases: Con suaves palmadas saca de ti lo que te hace daño interiormente, por eso lloras algunas veces, su palmada es sanadora, saca lo que te hace daño y molesta, es verdad que cuando sale hace ruido y no huele bien, pero es mejor vivir si ese gas, ¿Perdonar? Sí, saca el odio que tienes dentro y perdona para que puedas descansar y dormir tranquilo.
Padre que se trasnocha con tus cólicos: Sabe bien que te hace mal, sabe que te afecta, te ve sufrir por ello y te acompaña en el dolor, sabe cada una de las lágrimas que han salido por el dolor que has vivido, pero no te deja sólo, se trasnocha contigo.
Padre enorme y grande para ti: Su inmensidad sobrepasa tu pequeñez, ¿Alguien es acaso más grande que Dios?, no lo hay, no existe.
Padre que protege de los insectos: Dios está pendiente de todo bicho malo que quiere hacerte daño, permanece atento a lo que pueda suceder. Es Dios activo en tu vida, no pasivo.
Padre que sufre cuando lloras: Está a tu lado. A tu lado. A tu lado.
Padre que te soba: Cuando te lastimas, siente el roce del viento, el agua del mar, el picor del sol.
Padre que te canta: Oye los pájaros de forma distinta desde hoy, presta atención a esos sonidos, no dejes que pasen desapercibido a tus oídos, el sonido del viento en las cosas.
Padre que te habla y cambia su voz: Usa a las personas para hablarte, toma voces prestadas para guiarte, se humilde y mira bien quien te dice que, porque lo dice, el mensaje de bondad y cuidado que Dios te da por medio de tus cercanos, debajo de tu mismo techo hay voces que te dicen de Dios. ¿Y su Palabra?, ¿La lees?, deja el miedo y empieza a leerla de una vez por todas. Empieza por el libro de los proverbios.
Padre que te baila: Jajaja, Su alegría desborda en todo lo creado, hizo el movimiento para deleitar tus ojos, analízalo con la física, pero a tu mirada es baile, danza, mira el mover de las cosas, se consiente… ¿Se mueve tu corazón?
Padre que te peina: Cuida hasta del aspecto que llevas, quiere que luzcas bien, que te miren y digan que guapo (a), Dios te quiere tanto que al cambiarte el pañal no sólo te deja limpio, sino que mejora tu aspecto, ¿Será tiempo de una buena confesión?, puede ser…
Padre que te saca los moscos: Te asfixia el ritmo de vida que llevas, te agobia y sientes que no puedes más, sientes que lo has intentado todo y te sientes sin fuerzas. ORACIÓN: Señor! Por favor, quita aquello que nos impide ser libres, que no nos deja tener el gozo y disfrutar de lo que nos das, teniéndolo todo somos infelices y nos sentimos asfixiados, deja que entre en mi tu fresco respirar, renuévame.
Padre que te piensa e imagina tu futuro: Dios tiene un plan maravilloso para ti, es un proyecto de vida feliz, es bueno lo que él ha pensado, no deja de verte proyectado como mujer, hombre realizado.
Padre que te asegura estabilidad: Estabilidad que sólo él puede ofrecerte y cumplir, muchas falsas promesas se te han hecho, de amor, laborales, familiares, pero con Dios es distinto, lo que él ha prometido va a misa, Jajaja. El mismo es estabilidad. El mismo es la promesa, el mismo es el punto de partida y llegada. El cielo es tuyo.
¡Padre que siempre está!: No encarga su trabajo en nadie más, aun cuando no le sientas, ni le veas por ningún lado, él está. No te dejará, ni te abandonará jamás.
¡Padre que te Ama!

Si esto puedo sentirlo yo, no les puedo explicar lo que siente Mayra cuando amamanta a nuestra hija. ¡INDESCRIPTIBLE!

«No dejará que tropiece tu pie, no dormirá quien te protege. No duerme, no está dormido el protector de Israel. El Señor es quien te cuida, es tu sombra protectora. De día el sol no te hará daño, ni la luna de noche. El Señor te protege de todo mal, él protege tu vida. El Señor protege tus idas y venidas desde ahora y para siempre.»

SALMOS 121,3-8 BHTI





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias.