20/3/15

El Baby Shower de Victoria en Filipenses 4,12


Parece sencillo para quien está acostumbrado a dar fiestas en su casa o a asistir a tantas reuniones al año, pero no para Mayra y para mi, ¿Como hacer un baby shower si yo nunca he ido a uno y nunca antes Mayra y yo hemos estado embarazados?

Lo primero leer foros en la web, decidir que íbamos a hacer y la repartición de las tareas, porque ¡Uno sólo no puede! le dije a Mayra.

Mi tarea, que la casa estuviese a punto, se dice fácil, pero mejor no lo cuento. Mi hna Maricarmen convocaría a las amigas de Mayra, además tenía que organizar las dinámicas para hacer entretenida la cosa, no sólo es recibir regalos que te ayudan a completar las cosas que te faltan para la bebe :-) sino que el objetivo es pasarla super-bien. Mi hno Juan Ernesto haría los sorbetes y yo los repartiría junto con un rico pan de jamón y empanada gallega para agradar los dos tipos de paladares presentes, todo con la valiosa ayuda de www.sweetsandparties.com 

De las seis dinámicas escogidas hubo una donde Mayra y yo encontramos un tesoro de gran valor, pon en tu mente esa imagen del buscador de oro, del hombre en medio del charco con el colador lavando arena, aquél buscador que lucha hasta encontrar aquella piedrita brillante de tanto valor. La dinámica se llamaba: Un consejo para la mamá. Allí todas debían escribir esas sabías palabras que sirvan para toda la vida en la crianza de Victoria Gema. 


Algunos consejos que recibió Mayra en su Baby Shower:


- Linda Mayra, aun no tengo la fortuna de ser Madre, pero considero que para esta nueva etapa necesitarás: paciencia, tolerancia, y mucha entrega. ¡Eso sí!, No olvidarte como mujer, amante y esposa.

- No hay necesidad de meter a Vicky en una burbuja, déjale que explore el mundo que le rodea.

- "Primero esposa y luego madre", no pierdas nunca este orden que te llevará a ser feliz. Eso sí, ante todo Dios. Si el es el centro todo funciona.

- Nunca te olvides que tu también has tenido su edad, se compresiva, déjala equivocarse y quiérala mucho. 

- Paciencia, un hijo el primer año es muy duro, pero disfruta con ella ya que cada minuto es único. Amala siempre haga lo que haga y no intentes que sea perfecta.

- Cada vez que quieras intimar con Vicky viene muy bien ir a desayunar juntas fuera de casa.

- Llévala a revisión conmigo "su dentista" :-) a los 3 años, y ahora en serio: Llena su vida d música.

- Prepárala para que sea feliz en cualquier circunstancia de la vida.

- Disfruta mucho de cada minuto de la vida de Victoria, cada minuto es un regalo increíble.

- Alimenta su autoestima y que estudie muchos idiomas. 


La verdad que todos los consejos son maravillosos, van cargados de mucha sabiduría, experiencia y amor, los escuchamos esa noche, pero al día siguiente los releímos, y hubo uno que nos dejo mudo por unos segundos. Prepárala para que sea feliz en cualquier circunstancia de la vida. Palabras mayores, un consejo que termina siendo un modelo de crianza, que nos retaba y cuestionaba bajo el silencio que enmudeció nuestras miradas cruzadas, nos dijimos con los ojos ¿Cómo lo vamos a hacer? 


Al día siguiente recordé a San Pablo cuando se dirigió a la comunidad de Filipos para dar gracias por su sostenimiento, diciendo; "...Y no es la necesidad que me hace hablar así, pues he aprendido a bastarme en cualquier circunstancia. Tengo experiencia de pobreza y de riqueza. Estoy perfectamente entrenado para todo:para estar harto y para pasar hambre, para nadar en la abundancia y para vivir con estreches. Puedo salir airoso de toda suerte de prueba, porque Cristo me da fuerzas. Filipenses 4,12-13

Este es el secreto, nuestra piedrita de oro, "porque Cristo me da fuerzas" en toda circunstancias. Sí, es Jesús a quién Mayra y a mi nos ha dado sentido de vida, sí, a él hemos recurrido en los buenos y malos momentos, sí, a él ponemos nuestra sencilla vida para ser moldeados y nos reconocemos dependientes de su amor, buscaremos que Victoria también experimente la fortaleza que viene de Dios, es la única forma en que ella puede ser feliz bajo toda circunstancia, porque Cristo es quién da la fuerza en todo y para todo. 

La prepararemos para que Cristo sea su Señor en cualquier realidad que le toque vivir.

17/2/15

En la mesa diagonal del Restaurante Rivadavia.


Es la hora de la comida después de unas muy buenas reuniones en Santiago de Compostela,  vi el aviso en la puerta, un menú a 10€ del Restaurante Rivadavia. De primer plato pedí lentejas porque tenía frío, de segundo, ¿Cómo no? Pulpo a la feira, sin el vinito albariño, y no me lo perdono. Ellos en la mesa diagonal pidieron paella de mariscos y cerveza, ella una clarita, él una rubia entera, de aproximadamente entre 45 a 50 años de edad les calculé. El pidió por los dos, ella sólo dijo está bien a la propuesta de él y siguió viendo el WhastApp, de allí en adelante no oí más nada durante los próximos cincuenta minutos que me tardé comiendo, y sí, yo también revisaba el WhastApp para ver a cuantas personas me habían escrito agradeciéndome la imagen del convento de Santa Clara que les había enviado, yo estaba sólo en la mesa, pero ellos estaban juntos, no me justifico.

Recordé sí las normas de Urbanidad y Buenas Maneras del Manual de Carreño decían algo, sobre si es de buena educación guardar silencio mientras se come, pero más bien es de mala educación, se debe hablar, eso sí, de un tema que sea agradable para los comensales, intentaba entender lo que veía, cada tres minutos levantaba mi mirada para ver cómo iban, ¡Y nada!, el veía en la TV el resumen del juego fútbol, y ella en el móvil se reía, se distraían. De repente apagan el TV en el restaurante y ponen música,  ¡Uf!, ya no tiene donde mirar pensé,  luego ella acabó a los dos minutos  la conversación que tenía por WhastApp y apartó el teléfono a la izquierda de la mesa, ¡Sí! allí donde va el pan.  Aun así, aun así, el cruzó los brazos, ella no, pero ambos veían las paredes del lado derecho de cada uno, sus mejillas izquierdas hacían un paralelo perfecto, comían, bebían, sin intercambiar una sola palabra.

Yo abrí el WhastApp y le describí a Mayra lo que estaba viendo, ella me dijo: ¡Qué horrible!, ora por ellos y nosotros dejemos de estar enganchados al móvil, ¡Sí es verdad respondí! tomemos una decisión en relación al tiempo que estamos invirtiendo en el móvil, pues nos estamos consumiendo en él. Recordé ese viejo refrán que dice; “Cuando las barbas de tu vecino veas arder, pon las tuyas a remojar”. La verdad, lo que más me entristeció es que la pareja en la mesa diagonal no sé vieron a los ojos ni un segundo, no se miraron, no se buscaron, más bien se negaron con sus ojos. Me dieron ganas de pararme y decirles mírense por favor. (Pero guardé las formas). Cuando dejamos de mirarnos a los ojos nos distanciamos, nos dejamos de reconocer el uno al otro, se levanta un muro, perdemos la capacidad de conectar, nos separamos quitándonos la oportunidad de disfrutar y de gozarnos en la maravilla que tenemos delante. Esto fue lo que me hizo temer, me dije; no quiero dejar de ver los ojos tan espectaculares que tiene Mayra, sí sus ojos fueron los que me atraparon, sentí temor al pensar que podría perderme de ese privilegio que tengo.

En la carta de 1 Juan 3,1 en relación a la filiación divina dice: ¡Miren qué amor tan inmenso el del Padre, que nos proclama y nos hace ser hijos suyos! Me gusta el inicio de este capítulo 3 de la carta, esa especie de imperativo llamada, ese imperativo de invitación a mirar, la verdad; que si decidiésemos tener valor y pararnos en medio de la sociedad (Sin guardar las formas) e invitar a nuestros amigos y familiares a que miren a Dios y que disfruten del su amor, estoy seguro que aunque sea en el cielo nos lo agradecerán.

Luego en el aeropuerto pensé, qué tonto fuí, tenía que haber salido unos minutos antes del restaurante, dejar pagado un par de cafés para esa pareja de la mesa diagonal con una nota: “Miraos a los ojos en todo momento que seguramente la comida os sabe mejor”, este café fue una invitación del cielo. No me subí en el avión de regreso a Madrid entristecido por mi tardía reacción ante la pareja de la mesa diagonal, por no haber dejado la nota tampoco, sino más bien me quedé deseoso y animado en reestructurar mi tiempo para mirar a Dios, ¡ya sabes!...Ahhh y por su puesto, con una intención firme en casa. Más tiempo entre Mayra y yo, y menos tiempo de móvil, redes sociales, WhastApp etc.

...luego llega Vicky y cambiar pañales se ha dicho :-)



30/1/15

Las pantuflas del Padre.

Él pensaba que era porque eran suaves en su interior, o porque le daban calor a sus pequeños pies,terminó comprando las más feas,  luego las más baratas, incluso hasta  las de plástico que eran poco cómodas, pero no, nada de eso detuvo a Mayra para dejar de usar las pantuflas de su padre. Ella me lo contaba con risas y junto a los gratos recuerdos de su niñez y adolescencia, me decía que esa escena sucedía todos los días, su Papá buscando  como loco por todos lados de la casa las benditas pantuflas, “¡Otra vez me las quitó!” gritaba el Sr. Miguel.

¿Y por qué te gustaban mi amor?, le pregunté, pues no sé exactamente me respondía;  es  verdad que eran más calientes,  más grandes, eran cómodas, no sé exactamente porqué, pero me gustaba usar más las pantuflas de él que las mías, además que nunca encontraba las mías, jajajaja.

Esta escena solemos copiarla durante el transcurso de nuestra vida, nos sorprenderíamos las veces en que buscamos ponernos estas pantuflas de manera inconsciente, queremos sentirnos seguros, deseamos estabilidad, queremos experimentar protección siempre ¿Quién no?  De hecho, trabajamos de sol a sol y deseamos la independencia económica para estar más tranquilos, luchamos para que los nuestros tengan estabilidad, porque la estabilidad de los nuestros es la propia nuestra, nos esforzamos por gozar de un equilibrio personal, entre familia, trabajo y descanso, nos dejamos la piel para conseguir un suelo seguro,  nos pasamos la vida queriendo sentir la comodidad de cuando éramos niños y adolescentes, la comodidad de esas pantuflas que Mayra le quitaba a su Padre.

Las pantuflas del Padre dan calor, son cómodas, son grandes, caben tus pies y todavía hay más espacio, por suerte, esta misma sensación podemos experimentarla cuando nos relacionamos con Dios, no con Dios como un ser que hace cosas por nosotros, ni como figura mágica que hace milagros, sino más bien como un Dios que es Papá, que nos abraza, cuida y protege, que sabe de nuestras necesidades y las cubre, y que es amoroso y que ese amor nos da plena confianza , sentir que DIOS es Papá te da mucha seguridad y estabilidad.

Pido a Él mismo que cada vez que conozcas más acerca de Jesucristo pueda llevarte como hermano mayor a sentir a Dios como Padre. 

16/12/14

¿Christmas Holidays o Feliz Navidad?


Hace tres años por estas fechas my English teacher se despidió de todos los alumnos del curso diciendo, tengan felices Christmas Holidays boys, - yo contesté -¡Yes! Y  también pollito Chicken, Gallina Hen, lápiz pencíl y pluma pen, pues no teacher is Merry Christmas. ¡Is Merry Christmas!, usé un tono un poquito enfático y vehemente.

¿Quién no fue a una fiesta de cumpleaños coleado?, ¿Quién no fue arrocero en un evento donde no conocías quien era el niño al que se bautizaba, a la quinceañera o a los novios que contraían matrimonio? Seguramente alguno de mis lectores llegó a hacer esta pequeña travesura, y también recordará que de alguna forma por cortesía se habrá acercado al agasajado  para felicitarte, eso sí, después de haberse comido los tequeños, la ensalada de gallina y bebido el par de whiskies.

De igual manera que un “coleado o un arrocero” se disfruta de la fiesta a la que no fue invitado, así mismo pasa en estos días en muchos sitios donde se disfruta de unos días vacaciones sin saber el por qué se está de vacaciones, el por qué nuestro calendario en occidente marca un tiempo en diciembre para que nos detengamos a celebrar un acontecimiento, ¡Qué fácil es que se confundan las cosas y que se quiera ignorar el acontecimiento más importante de la humanidad!... y sobre todo, quien es el verdadero agasajado. No es un tiempo de vacaciones, “holidays”, ¡Es Feliz Natal, es Merry Christmas! Así que de descanso nada, es un tiempo activo, tiempo de parar la rutina del día a día para realizar otras actividades relacionadas con el agasajado,  ¡Jesús! , es tiempo activo para manifestar de manera especial el amor a los demás, familiares, vecinos, amigos y enemigos, es tiempo de compartir, de dar, de ser más generoso que el resto del año, de dar a hasta que nos duela el bolsillo, sino te duele no has dado nada, es un tiempo para celebrar que Dios se desprendió de su único hijo para dárnoslo para nuestra Salvación, es tiempo activo para despojarnos de nuestra condición de comodidad y de ejercitarnos en el desprendimiento, tal como lo hizo Cristo.

“el cual, siendo de condición divina
no quiso hacer de ello ostentación,
 sino que se despojó de su grandeza,
asumió la condición de siervo
y se hizo semejante a los humanos”.
                                               Filipenses 2,6-7

Esta Navidad en especial  la puedo vivir y entender muchísimo mejor que otros años, este adviento es muy especial para mi esposa Mayra y para mí, estamos embarazados de una niña que se llama Victoria Gema y al momento de escribir este artículo tiene 18 semanas +4. Mayra y yo estamos experimentando un verdadero adviento, una espera muy emocionante, nuestra mente y corazón viven una realidad que no se ha cumplido todavía, pero que existe, pensamos día y noche en ella ¿Cómo será?, estamos configurando nuestra realidad a la realidad que nos viene, nuestra casa debe cambiar en muchas cosas, los espacios físicos deben prepararse y adecuarse para ella, compramos cosas para ella, sólo tenemos un adelanto de Victoria por medio de cada ecografía y sé que viene porque la barriga de Mayra crece y crece, pero nada de lo que ahora hemos visto se comparará a cuando podamos tenerla en nuestros brazos y lo celebremos, es allí cuando abriré la botella de vino blanco que tengo reservada que me regaló un sacerdote y que se sirvió la boda de los Príncipes de Asturias, ¡Esto sí que es un verdadero adviento, una dulce espera!

Mayra y yo estamos preparándonos para recibir a Victoria Gema y estamos en una espera activa, ¿Tu cómo te preparas para recibir a Nuestro Señor Jesús?
                                                ¡Es Merry Christmas!

28/11/14

Creo en el orden y en la luz

Escribo estas líneas teniendo en cuenta una escena frecuente de mi adolescencia, - Entra mi Madre y abre la puerta de la habitación de golpe, luego la ventana de par en par y simultáneamente exclama… ¡Hágase la luz!, como para que en la habitación entrara un chorro de luz incandescente e inclemente, inmediatamente con una escoba saca por enésima vez los zapatos debajo de mi cama, al ritmo del golpe del palo de la madera con la cama, ¡cataplam!,¡cataplán!;¡cataplum!; ¡Qué sea la última vez que te digo que no dejes los zapatos debajo de la cama!. Nunca entendí porque me interrumpían a altas horas de madrugada el sueño, no tenía opción, sólo levantarme y cepillarme los dientes para almorzar a los 20 minutos en familia.

Hace más de 20 años que en New York se realizó una importante plan que disminuyó considerablemente los delitos e hizo que la ciudad más famosa en el mundo por su inseguridad, pasara a ser ahora una de las más seguras, plan “tolerancia cero”, principalmente consistía en iluminar las calles oscuras, pintar las calles para ocultar los famosos grafitis, penalizar el beber alcohol en la vía pública, estos eran delitos considerados menores pero que sumados hacían de la ciudad un caos, con estas pequeñas acciones se logró construir un orden y prevenir crímenes más graves. Esta experiencia ha sido replicada en algunas ciudades de América Latina,  como Bogotá y el centro de DF, México.

Es un concepto muy particular que tengo, pero creo en el orden como una señal de la presencia de Dios en las cosas y en las personas, así como la presencia de la luz en los espacios, relaciono estos dos elementos desde muy pequeño con la estabilidad emocional y con la cercanía a Dios. Si alguien quisiera torturarme, aquí el secreto, bastaría dejarme en un lugar desordenado y con poca luz.  Puedes ponerte estas gafas y haz la prueba, fíjate en estos dos elementos; en la cantidad de luz y en el orden, sobre todo cuando entres a un sitio en particular, en tu casa, en alguna oficina, y luego pregúntate que sensación haz tenido y como está el “estado emocional” de los dueños de esa casa, ¡No es un juicio!, pero en muchos caso nos sirve de claro indicador de estabilidad emocional y espiritual, aunque es verdad que podemos tener momentos normales de desorden en casa, ¿Pero una constante en el desorden?

Quiero hacer una analogía y extrapolar este mismo concepto y pensar en el caos en que vive día a día mi País Venezuela. Actualmente somos el claro reflejo del desorden, no puedo decir que Dios no esté en presente en Venezuela, pero si quiero confirmar que si ausente de quienes están tomando las decisiones, Mateo 7,20 “por el fruto lo conoceréis”, y también quienes no están en el poder han dejado que este caos los atrape, muchos han cerrado sus persianas para que no entre el chorro de luz. Hablo de ti y de mí. El comportamiento de muchos venezolanos en el exterior deja mucho que desear, pero también dentro de nuestro país vemos como las buenas maneras, la educación al hablar, las normas de cortesía son un idioma desconocido como el sumerio y tan ausente como el cuneiforme.

Pido al Señor envíe su auxilio definitivo, y que se ¡Haga la luz!, que pase su escoba y se lleve todo lo que afea y ensucia nuestro país. ¡Espero en El Señor y su misericordia! No puedo hacer otra cosa.


Mi plan "tolerancia cero": Desempolvar el Manual de Carreño y leer un capitulo cada día. 

7/11/14

La lógica de Dios en mi.

No parece ser nada lógico, ni justo, que se abandonen noventa y nueve ovejas para ir en busca de una sola, tampoco es lógico, que se monte una fiesta gastando dinero sólo para celebrar que se haya encontrado una pequeña moneda, es incómodo que después de haber forjado durante años un lugar en la sinagoga para estar en primera fila tengas que sentarte al final, ¿No es más práctico fijar una nueva fecha para dar un banquete en función de una agenda que mejor convenga a los invitados?, ¿Qué proyecto de vida es este que te dice que debes estar dispuesto a morir y a desmembrarte de tu raíces?, pagar lo mismo al que trabajó una hora que al que trabajó ocho, ¿Girar 30º el cuello para recibir otra bofetada?.

En ocasiones cuando leemos algunos de los textos bíblicos o parábolas de Jesús, nos choca algunas de las propuestas que nos hace, nos damos cuenta que la lógica brilla por su ausencia. Es la lógica (Logike) en griego, la que muchas veces nos va dictando como debemos actuar, con pleno sentido de razón, ejerciendo el intelecto y argumentando de manera eficaz, es la lógica la que nos permite inferir y concluir a partir de una serie de premisas o acontecimientos.  Si intentásemos aplicar la lógica común a lo que Jesús nos dice o  nos pide, quizás nos sentiríamos algo afectados, frustrados, por consecuencia llega la tristeza, tristeza que sintió aquél joven que deseaba seguir a Jesús pero que no fue capaz de dar el paso definitivo de repartir todo lo que poseía entre los pobres, tristeza que da cuando no se es generoso.

La logike de nuestros tiempos tiene mucho en común con la logike de los tiempos de Jesús, diría que tiene las mismas características; donde el amor a los bienes y el dinero juegan un papel predominante, donde el amor propio y el ego bailan cada día al compás de las apariencias, donde la canción llamada; primero yo, segundo yo, tercero yo, y si queda espacio ¡Yo también!, forma ya parte de un gran clásico musical, no somos muy distintos desde hace 2.000 años, tenemos las mismas luchas. Amor vs Egoísmo. ¡Tú eliges! Felizmente la propuesta de Jesús sigue siendo válida, él es el mismo ayer, hoy y siempre.

¿Cuándo la lógica de Jesús y la tuya son una?

…Cuando por un temporada dejas a las personas que están bien a un lado, porque notas están fuertes, sólidas, felices, y tranquilas, que en cierta manera están caminando ya hacía a Dios,y  dedicas un tiempo a curar y atender a aquel familiar que se siente solo, que necesita una palabra de aliento, que necesita algo de dinero, o sencillamente que le escuchen. Cuando dejas la comodidad y tu bienestar, y optas por  un proyecto o una decisión de alto riesgo o un sueño que una vez cumplido repercutirá en beneficio a los demás, eso es Amar, y allí es cuando literalmente buscas a una oveja y dejas a las noventa y nueve.

…Cuando te reencuentras con el amor de tu esposa (o) y reconoces que ella (el) es el don con el que llegarás al cielo, sabiendo que Dios entretejió los cosmos para que confabulasen entre sí al ponerla a ella (el) allí, sólo para ti. Cuando celebras que lo más importante que tienes es a Dios mismo y que él te lo ha dado todo, y que todo es temporal y todo pasará y dejará de existir menos Él. Cuando pateas la monotonía en tu trabajo, te renuevas en tu ministerio a Dios, en tu relación de pareja de años, o te reencuentras con tu vocación primera, es allí cuando haces la fiesta porque has recuperado lo que habías perdido, lo que te devuelve la alegría, la vida misma, porque celebrar el recuperar lo que se ha perdido es un gozo indescriptible, ¿Sientes que has perdido algo y deseas recuperarlo? ¡Ve a por tus sueños!

…Cuando optas libremente en dar espacio a los demás, cuando no buscas tu propio beneficio sino el común, cuando eres capaz de hacerte a un lado aun cuando puedes estar en el centro, cuando no te dejas ver y decides estar en la retaguardia, cuando empiezas a dar el valor al otro como a ti mismo, cuando te alegras del beneficio y del éxito de tus familiares, de los amigos y de los amigos de tus amigos, así se amplía tu corazón. Cuando te toca renunciar los privilegios que te habías ganado con tanto trabajo, cuando aceptas una nueva realidad laboral, cuando te reconcilias con tu nuevo status, cuando tenías una patria y ahora vives en una ajena, cuando estabas acostumbrado a que eras el centro y ahora uno más, incluso cuando por voluntad propia decides ser uno más y no creerte más que el otro, allí, es allí cuando te sientas en la última fila, en el último asiento. Cuando ya no te importa tanto codearte con gente importante que te “trae beneficio”,  sino que valoras más aquel que te ama por lo que eres, por el serías capaz de gastarlo todo, invertirlo todo, cuando te fijas más en la persona y no en lo que representa o puede representar en el futuro esa persona para ti, es decir; cuando dejas de ser interesado es allí cuando disfrutas del banquete con el mendigo.

…Cuando decides dar techo, cobijo, acompañar a una persona hasta que salga de las drogas, alcohol, lidiar con una situación muy peligrosa o comprometida, cuando te enfermas atendiendo al enfermo, cuando te olvidas del cuánto perdiste, y te olvidas del cuanto ganarás, o incluso ni lo calculas, porque el amor no calcula, porque es desmedido, porque el amor no sabe de números,¿Será por eso que los novios gastan más de lo que tienen?, será por eso que no se les pasa una factura con el coste de los pañales usados, la comida suministrada, las facturas de la universidad o de los litros de leche de pecho dados al hijo cuando ya ha empezado a trabajar. Para mi ese fue el error del hermano mayor que nos narra Lucas 15, 11, “Desde hace muchos años vengo trabajando para ti” calcular el amor, el hermano mayor no se alegró del regreso a casa de su hermanito, sino que se fijó más en él, en cuanto había amado y como se había comportado con su Padre y que por amar no había tenido recompensa. No sé percató que la recompensa era tener siempre a su Padre a su lado, y que la ausencia del Padre es perdida, pero el hermano mayor no fue capaz de verlo, de disfrutarlo

…Cuando giras tu cuello 30º a la derecha, es cuando decides hacer un circulo mucho más grande para introducir a los que te excluyen de su círculo pequeño haciéndote a un lado, poner la otra mejilla es duro, ¡Vaya invitación de Jesús!, pero es que sólo así podremos demostrar el poder del amor, no al responder mal por mal, o tomar la venganza por nuestras manos como dice la (logike actual),  hago un pequeño paréntesis para invitarles a ver una película Argentina que está en cartelra, que es muy dura pero muy interesante, llamada; Relatos Salvajes, por Damian Szifrom, cuya temática es la venganza en clave tragicomedia. 

Propongo que  apliquemos la derivación de la lógica, que se llama (logos), La Palabra. En la aplicación de la Palabra es donde realmente encontramos lógica a nuestra vida, la Palabra de Dios en cierta manera está puesta dentro de cada persona, en su esencia (fuimos creados por el) cuando lees las Palabra de Dios puedes experimentar el re-leerte a ti mismo, te das cuenta que hay una ley natural que habita en ti, que te descubre a ti mismo, y que estás configurado en esa ley natural de la lógica de Dios, que te permite disfrutar de nueva forma de ver, de ser, es la logike de la tuerca al tornillo, es la lógica del tener hambre al comer, es la lógica del tener sed al beber agua, es la lógica del que estamos hechos para amar, y que el amor se agranda cuando decidimos amar. Es un ejercicio que se cultiva y que termina imponiéndose al egoísmo.


El amor es comprensivo y servicial;
el amor nada sabe de envidias,
de jactancias, ni de orgullos.
No es grosero, no es egoísta,
no pierde los estribos, no es rencoroso.
Lejos de alegrarse de la injusticia,
encuentra su gozo en la verdad.
Disculpa sin límites, confía sin límites,
espera sin límites, soporta sin límites.
El amor nunca muere". 





31/10/14

A propósito de Halloween

A propósito de Halloween

Vamos a ponernos macabros, vamos a dar un paseo, ¡Ven! vamos a dar una vuelta por el cementerio, cárgate con algunas flores de colores, amarillas, rojas, blancas, verdes, moradas, y ve dejándolas en tumbas desconocidas, pero eso sí… se cuidadoso donde pisas y ten el máximo respeto. Te invito detalles un poco las distintas lápidas, y detente y lee, lee lo que está inscrito en las lápidas, sus epitafios, date cuenta que son frases muy bien construidas, ¿Verdad?, frases que probablemente reflejan lo que fue esa persona, mira bien, te comparto algunas de estas frases…













Ahora que has visto estos epitafios, ¿Has pensado?, ¿Qué tu gustaría que estuviese escrito en tu lápida?, ¿Cómo quisieras ser recordado?, pues eso, busca un papel y lápiz y escribe. Este es un ejercicio de interioridad que apliqué ayer a 20 profesores en colegio en Sevilla.  Se trata que construyas esa frase que desearías esté presente en tu lápida, esta misma frase pueda hacer en ti un ideario personal, un camino por dónde debes transitar, y puedas determinar los valores que necesitas trabajar en tu vida, ¿Qué imagen te gustaría dejar?, y si no te importa te invito a que compartas debajo de este post tu epitafio.


A propósito de Halloween, yo no creo en ello, yo creo y celebro la vida, la vida configurada con Jesús que Resucitó entre los muertos y que nos abrió la puerta al cielo. Celebro el día de los Santos, celebro sus entregas y sus modelos para seguir a Jesús, celebro la alegría de poder entrar al cielo.